Conocé la historia de Zoe Puente, ella tiene diez años, es futbolista y no miró hacia un costado cuando se dio cuenta que había chicos y chicas con necesidad para poder desempeñarse en la cancha, entonces decidió comenzar a juntar botines para donar. más de 500 chicos ya pueden jugar al fútbol gracias a la campaña «Todos pueden jugar».